top of page

El parto velado

Este texto habla del significado, práctico y mitológico, de un parto con la bolsa íntegra. De nuestra experiencia. De la frecuencia con la que ocurren, de cómo, cuando dejamos fluir el parto sin intervenciones, vemos estos partos mucho más a menudo.


Dar a Luz | Parto velado, parto en casa, cabeza fuera con bolsa de las aguas íntegra
Parto velado, bolsa íntegra aún con la cabeza fuera




¿Qué es el parto velado?


Cuando en un parto la bolsa de las aguas no se rompe antes del momento del nacimiento del bebé, se le llama parto velado, enmantillado o con la bolsa íntegra.


Se dice que los bebés que nacimos así, protegidos por la bolsa hasta el último momento, nacemos con buena suerte.



¿Son raros estos partos?


Dicen que sólo ocurren en 1 de cada 80.000 nacimientos. Pero esta cifra sólo refleja el intervencionismo al que se someten los partos hoy en día, especialmente los hospitalarios, donde los partos se fuerzan y romper la bolsa artificialmente (amniorrexis) es práctica común.


Estos partos son excepcionales, pero ocurren con mucha más frecuencia, ¿cuánta? En nuestra experiencia, a lo largo de 9 años, presenciamos 9,3% de partos velados, en la inmensa mayoría la bolsa estuvo íntegra hasta que se rompió al nacer la cabeza, y en un caso con la salida de los hombros. Frente a 1 de cada 80.000, qué diferencia, ¿verdad? Pero hubo aún más partos, 15,9%, en los que no llegaron a ser velados pero casi, rompiendo en los últimos 5 min. o menos del expulsivo.


Yo misma nací en un parto velado, y mi hermana. Ella fue el primer parto así que yo vi, y aún recuerdo como me llamó la atención y les pregunté a mis padres por qué tenía ese color tan extraño. Y es que a mis 5 años de edad tenía muy claro cómo era una cabeza coronando. El nacimiento de mi primer hijo también fue velado ¡y el tercer hijo de mi hermana!


Para mí, romper la bolsa artificialmente es un sacrilegio, incluso como estudiante de matrona, me negaba a hacerlo. Y así es como he tenido el lujo de ver estos partos mucho más a menudo.



¿Cómo es la bolsa de las aguas?


Es como una fina tela de seda que rodea la placenta y contiene al bebé inmerso en el líquido amniótico. Y me encanta el detalle de que este líquido tiene un grado de salinidad muy similar a la del agua marina.


Aunque parece delicada, es increíblemente elástica y resistente. Tiene dos capas muy finas, pegadas entre sí como las dos caras de una moneda, pero que pueden separarse manualmente tras el parto. Estas capas se llaman amnios y corion. El amnios es la capa interior, la que está en contacto con la piel del bebé, y es como una dulce manta sedosa que lo arropa. Es brillante y casi transparente. El corion está en contacto con el útero materno. Es opaco, más blanquecino y mucho más fibroso. Tiene propiedades cicatrizantes por lo que animamos a guardarlo tras dejarlo secar.



Parto velado en el agua ¡Sobran manos en el momento de nacer el cuerpo!



¿Qué función tiene?


La bolsa de las aguas tiene una función de protección y aislamiento. Contiene la tibia agua que absorbe los golpes o movimientos bruscos, que le aísla de posibles infecciones y le permite desarrollarse desde una célula a un cuerpo humano completo.


Cuando un bebé nace velado ha estado protegido hasta el final, posiblemente por eso se considera un signo de buena fortuna.


Eso sí, cabe mencionar que para el bebé es importante coger la flora bacteriana de su madre en el canal de parto, ya que es la semilla de todo su microbioma, y cuando nace velado es una buena idea dársela por ejemplo impregnando una gasa.


También hay que tener en cuenta que cuando la bolsa permanece íntegra no se sabe de qué color es el líquido amniótico, pasando desapercibida la presencia de meconio, caca del bebé tiñendo de verde el líquido. Para saber si el bebé está bien, o no, lo mejor es escuchar el latido, así que no saber si hay o no meconio puede ayudar a que las personas presentes no entren en pánico innecesariamente.



¿Cuándo suele romperse la bolsa?


A veces se rompe antes del inicio del parto, otras durante la dilatación y muchas durante el expulsivo. En esta última parte del parto, el descenso del bebé por la vagina y la presión de las contracciones facilitan que se rompa.


Pero, como ya sabéis, en algunos casos la cabeza empieza a asomar por la vulva y la bolsa sigue intacta. Suele romperse entonces con el nacimiento de la cabeza, o pocos minutos antes. Se rompe sola, no hay que hacer nada, no hay que aspirar líquido de las fosas nasales del bebé (eso es una práctica completamente obsoleta), simplemente quitarla como un velo de la carita del bebé tras nacer.



¿Qué pasa si la bolsa se rompe antes del parto?


Aunque la ruptura de la bolsa puede indicar que el parto se acerca, no siempre es así. Algunos partos empiezan unas horas después, otros unos días y raramente unas semanas.


A veces la diferencia de cuánto tarda en empezar se debe a si la bolsa se ha roto sólo un poquito, fisura de bolsa, o si se ha roto como una fuente. A más rota, más rápido empieza.


En la mayoría de los casos la bolsa se rompe tan poco que sólo gotea, que sigue ofreciendo mucha protección y que en algunos casos incluso el agujero se cierra. A veces este goteo pasa incluso desapercibido, creyendo que es pis o flujo vaginal. La forma de reconocerlo es por el color y el olor, el líquido amniótico es transparente, rosado, amarillento o verde y de olor completamente neutro. El pis suele ser amarillento y de olor fuerte y el flujo vaginal blanco, opaco y denso.


Nosotras hemos acompañado dos partos en los que la bolsa estuvo rota durante un mes. Las familias controlaban que el latido del bebé estaba bien, que no apareciera fiebre, el color de las aguas... y esperaron sin prisas a que el bebé decidiera cuando era el momento correcto (sí, son los bebés a través de cambios hormonales quienes inician el parto.) No hubo infección, ni quisieron tomar antibióticos, y ambas bebés están absolutamente sanas.


El parto seco no existe, porque aunque la bolsa se rompa, el líquido amniótico sigue generándose. Eso sí, cuando la bolsa se rompe, las contracciones suelen ser más intensas, aunque no está demostrado que tenga una diferencia significativa en la duración del parto.



¿Cómo son los partos velados?


En un parto velado, en vez del pelo del bebé, se ve el brillo nacarado de la bolsa asomar antes del nacimiento. Esta bolsa se hincha como un globo durante la contracción y se deshincha un poco cuando la presión cede. La cabeza normalmente se encuentra unos centímetros más adentro. Tiene un color difícil de describir y dentro de la mágica burbuja se aprecia el pelo o la cara del bebé.


El parto velado se volvió viral a raíz de unas fotos de un bebé con bolsa íntegra en una cesárea. Personalmente, creo que a esto no debería llamársele parto velado. Es simplemente un parto de los que la bolsa se habría roto en expulsivo, que por motivos razonables, o injustificables, acabó en cesárea. Me parece delirante que al buscar parto velado en internet sean fotos de cesáreas lo que se encuentra.



Parto velado gemelar en casa



Nacer con buena suerte


Hay múltiples nombres populares para estos bebés que nacen con la bolsa íntegra. Nacer con velo, enmantillado, con zurrón, con el manto de la virgen, con toquilla… y desde siempre estos partos han estado rodeados de leyendas.


Se pensaba que tenían poderes extraordinarios, y que no sólo el bebé, sino quien se quedaba con las membranas tendría fama y fortuna. Se habla de dones especiales para la curación, para la clarividencia y adivinar las intenciones de las personas. En algunos lugares se pensaba que al haber nacido rodeados de líquido amniótico estaban protegidos de morir ahogados. Pero en general se pensaba que iban a tener mucha fortuna, que habían nacido protegidos por algo especial.


Me gustaría algún día profundizar más en este tema, por curiosidad, cuando lo haga compartiré lo aprendido. En cualquier caso, creo que sin duda a día de hoy nacer enmantillado significa en muchos casos haber tenido la buena suerte de nacer en una familia que sabe lo importante que es tener un parto respetado. Cosa que a menudo va ligado a muchas otras cosas, que traerán fortuna en el futuro de ese bebé.


Yo estoy convencida de que nací con buena suerte.



¿Cómo favorecer que los partos velados ocurran?


Para mí tener un parto velado es un regalo que tal vez la vida te dé si tratas el parto con el debido respeto. Como mencionamos al principio las posibilidades de tener un parto velado en el hospital son remotas, pero también lo son de tenerlo en casa si le pides a una matrona intervencionista que te acompañe. Porque no depende del entorno en el que des a luz, sino de las personas que escojas tener a tu lado.


Cuando entendemos que no hay motivo para romper la bolsa, que no aporta nada bueno, sino que sólo aumenta los riesgos (de infección, de efectos secundarios por antibióticos, de prolapso de cordón, etc.) tenemos la oportunidad de ponérselo difícil a quien quiera rompérnosla por tener prisa. Todas las mujeres deberíamos parir a nuestro ritmo.


Por otro lado, hay otra cosa que a mi ver, también condiciona, los tactos vaginales. A veces la bolsa se rompe haciendo un tacto, y mi amiga y compañera matrona Laura Sola, me dijo que también ella había empezado a ver más partos velados cuando redujo significativamente los tactos. Para nosotras no hacer tactos en la inmensa mayoría de los partos es la norma. Y es que sentimos que son una invasión injustificada que no aporta nada, más que alimentar las prisas.



Valle, Marzo 2024

77 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page