top of page
  • Foto del escritorClém

Asesoramiento plan de parto

Actualizado: 3 abr

¿Por qué es importante redactar un plan de parto? Tanto si planeas un parto hospitalario como si planeas parir en casa, redactar tu plan de parto es fundamental para que puedas vivir el día de tu parto de la manera que mejor te haga sentir. Simplemente es una forma de dedicar tiempo a sentir y pensar cómo te gustaría que fueran las cosas. Y dejar constancia de ello.



Dar a Luz | Cesárea, postparto inmediato, piel con piel con el padre en neonatología




Plan de parto en casa


El plan de parto en casa es importante para que quienes te acompañan conozcan tus preferencias. Si optas por parir con nosotras, dedicaremos una consulta a hacerte preguntas específicas sobre tus preferencias.

Pero estas preguntas son un mínimo, recolectan la información que nosotras, como acompañantes, consideramos básica. No tienes por qué limitarte a ellas y acogeremos con mucho gusto cualquier idea que quieras añadir. De hecho, te animamos a ello.

 

Cuanto más detallista seas a la hora de soñar con tu parto, más claras veremos tus preferencias y nos podremos acercar a ellas. Redactar un plan de parto tuyo, propio, sin plantilla predefinida que orienta tus decisiones (o limita tus opciones) no asegura que todo vaya a resultar tal y como lo habías soñado. Nadie puede predecir el futuro y puede que haya que cambiar cosas por las circunstancias del momento. O puede que tú misma cambies de idea en el momento de vivirlo. Pero es la mejor manera de asegurarnos que conocemos y entendemos tus deseos. Es la forma de amoldarnos y ofrecerte el acompañamiento más afín a tus preferencias.

 

Si planeas un parto en casa autogestionado (lo cual no significa estar sola, así que las personas que te rodearán también pueden leer tu plan de parto) o si planeas parir en casa sin que te acompañamos nosotras, podemos conocernos para ayudarte a redactar tu plan de parto.



Plan de parto para el hospital


Redactar un plan de parto para el hospital también es una decisión importante sean  cuales sean tus circunstancias:

-Parto en casa (acompañada o autogestionado): a veces, partos planeados en casa acaban en el hospital porque se hace necesario un traslado.

-Dilatación en casa: si cuidaste de tu parto en sus primeras fases optando por una dilatación en casa, es lógico que quieras que también se cuide de su final. No pierdas soberanía por entrar en el hospital.

-Parto en casa: esta tesitura, tu plan de parto será la única manera de dejar constancia de que comunicaste tus preferencias al profesional de turno al que le tocará atenderte ese día.

 

En este último caso, el plan de parto del que hablamos es un poco distinto. El plan de parto es un documento legal vinculante pero, por desgracia, no siempre se cumple. A veces porque los acontecimientos requieren un cambio de planes y, otras veces, porque, por falta de información, nos "convencen" de la supuesta necesidad de cambiarlo. Dependiendo del profesional, y de lo que pedimos en él, el plan de parto se respeta o se nos coacciona o ningunea. Por lo que está bien saber qué esperar y como defenderlo.

 

Muchos hospitales disponen de una plantilla predefinida para redactar el plan de parto. Por desgracia, éstas suelen ser muy limitadas e incluso sesgadas. Algunos hospitales se niegan a admitir un plan de parto que no sea "su modelo", pero que no te la cuelen, tienes derecho a presentar el plan de parto que tú quieras, redactado de la manera que tú desees.

 

Te recomiendo presentarlo por registro y solicitar que se adjunte a tu historia clínica. Si lo presentas con la suficiente antelación, también puede ser interesante solicitar que se te respondan, por escrito, antes de tu parto. La respuesta que te darán te permitirá hacerte una idea de cuales son los puntos claves de tu plan de parto que, por protocolo, menos propensos están a respetar.

 

Esto te permitirá saber cuándo tu acompañante deberá prestar más atención y estar preparado para defender tus decisiones. Porque por encima del protocolo del hospital que elegiste/te toca, está la ley que defiende tu derecho a tomar decisiones, aunque no estén respaldadas por un protocolo.



Plan de parto contra la violencia obstétrica


Si bien la redacción de tu plan de parto es la oportunidad de dedicar tiempo a pensar cómo te gustaría vivir tu parto, no podemos mencionar el plan de parto sin nombrar la violencia obstétrica. Porque existe y está mucho más generalizada de lo que nos imaginamos antes de habernos encontrado con ella.

 

De hecho, está tan normalizada que ni siquiera se puede garantizar que, por redactar un plan de parto, te vayas a librar de ella. Pero puede ser un factor decisivo para que nada te pille desprevenida y puedas saber cuales son tus preferencias en todo momento. La violencia obstétrica está normalizada en partos de bajo riesgo o sin complicaciones, así que te puedes imaginar cuánto se decuple cuando algo se desvía de la normalidad.

 

Por ese motivo, te recomiendo que tu plan de parto tenga varias entradas:


  • Tus preferencias de atención en caso de parto normal.

  • Tus preferencias en cuanto a cuidados del recién nacido y tuyos en el postparto inmediato.

  • Tus preferencias en caso de desviación de la normalidad, parto instrumental o cesárea.

  • Tus preferencias en caso de muerte perinatal.

 

A nadie nos apetece imaginar que nuestro parto se puede complicar, que podemos tener un parto instrumental o una cesárea, y mucho menos que se puede morir nuestro bebé. Pero dedicarle un tiempo no va a provocar que ocurra. Sin embargo, sí puede permitir que, en caso de encontrarte con una de estas situaciones, la puedas vivir de la mejor manera posible, sigas teniendo la posibilidad de tomar decisiones, sigas siendo dueña de tu cuerpo y tu parto, puedas despedirte de tu bebé a tu ritmo y tengas una recuperación emocional mucho mejor que si se te imponen decisiones ajenas sin siquiera consultarte.

 

Y por último, en caso de que recibas mala atención en tu parto y decidas poner una denuncia, lo más probable es que se investigue tu historia clínica. Si has presentado un plan de parto, es la prueba de que habías expresado tus preferencias y, si no se respetaron, tendrán que justificar por qué.

 

Por supuesto, no se trata de pensar en la mejor manera de denunciar al hospital en el momento de redactar tu plan de parto, ése no es el objetivo. Pero en caso de sufrir violencia obstétrica o mala praxis, la recuperación también pasa por que la justicia reconozca tu estatus de víctima, y en este sentido, tu plan de parto es un elemento clave.



¿Cómo podemos ayudarte?


Tanto si optas por un parto en casa como si escoges un parto hospitalario, nosotras te ofrecemos asesoramiento tanto en su redacción como en las opciones reales que tienes para que se respeten tus decisiones. Resolveremos tus dudas hablando de tus derechos, de los riesgos y beneficios de cada opción. Te escucharemos y ayudaremos a plasmar tus decisiones. Te informaremos sobre las distintas opciones que existen, no solo las que contempla el protocolo del hospital que has escogido.

 

Sabemos que, a veces, aunque tenemos derecho a algo, nos podemos encontrar con personas o protocolos poco actualizados, paternalistas o claramente obsoletos. En tal caso, tu plan de parto es tu herramienta para hacer valer tus derechos. Es tu voz, tu argumentación. Porque en medio de un parto, no estás para debates y negociaciones.

 

El profesional de turno, este documento y la implicación de tu acompañante, son los 3 condicionantes que más influirán en que tu parto en el hospital sea cómo tu quieres, independientemente de las incógnitas relativas al desarrollo de tu parto.

 

También hablaremos de lo que deseas hacer si algo se desvía de la normalidad, en caso de parto instrumental o cesárea, de los cuidados que quieres, en el postparto inmediato, tanto para ti como para tu bebé.

 

Porque lo que ocurriría ese día se quedará para siempre en tu memoria. Porque es tu cuerpo, tu parto, tu decisión. Contáctanos para saber cómo te podemos ayudar.

 


Clém, Abril 2023

Revisado en Marzo 2024

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page