top of page

Sobre mí, María


Soy mamá de dos crías, doula y acompañante de la primera infancia.

Me llevó meses conseguir escribir esta presentación, porque estoy en proceso de cambio y todo lo que me nace escribir sobre María no es acorde con la de hoy.


Mujer sonríendo en la naturaleza | Dar a Luz




Mis maternidades


Hace poco más de un año, me separé del padre de mis hijas, sin entrar en detalles en demasía diría que fue un proceso esclarecedor y de los mayores aprendizajes que he tenido hasta hoy.


Este momento, fue un salto hacía mí, una cuerda soltada que, al poco tiempo, se tradujo en una bocanada de aire fresco para mí. Me volví a ver mujer, fue un encuentro conmigo misma en el cuál aún estoy explorando.


Hace 10 años nacía Eva, en el hospital. Con un montón de violencia obstétrica acompañándola/nos.


Y también, con nuestro amor y mucha energía, de esa, de la que tienes cuando estás comenzando la vida adulta. La que rebosa, la que inunda.


Sin duda teníamos todos los ingredientes necesarios para que la experiencia fuera totalmente placentera. Había amor y había energía.


Solo nos faltaba algo de lo que, en ese momento, no éramos conscientes: información.


Cinco años más tarde nacía Noa, agüita pura en todos los sentidos.


Un embarazo que llegó a la raíz de mi ser, me descolocó, revolvió. Caí en lo más hondo para re-nacer.



Conectar conmigo misma


Fue ahí, cuando sentí la profunda necesidad de no vivir la maternidad de puntillas. De buscar información, de sentir mis heridas y darles la atención que necesitaban. Para poder acompañarme y acompañar.


Esta etapa me dirigió hacia una reconexión con mi intuición. Fue el inicio consciente del camino - en el que aún estoy- de quitarme lo que sobra, de soltar cuerdas para poder caminar de forma más ligera y afín a mí.


En los primeros meses de Noa me empapé de toda información que tuviera que ver con la maternidad.



Mi formación y experiencia


Realicé la formación de Laura Perales Bermejo de crianza consciente, me formé en porteo ergonómico...


Esto cubría mi interés visceral sobre la infancia y cómo nos toca a cada una de nosotras como las adultas que somos.


A posteriori, me formé como Doula con Laura Pertejo, en Alicante.

Estuve unos meses acompañando partos en casa con Clém, mi maestra, comadre y confidente.


A pesar de nutrirme infinitamente, por incompatibilidades en mi logística, tuve que dejarlo. Estar de guardia y criar, para mí, se volvió incompatible.


A su vez, colaboraba en una casita Montessori. Actualmente, acompaño la infancia en una Casita Nido.


De los pocos sentires fijos en mi vida está el de querer acompañar la vida de los infantes y de las madres, tengo claro que es mi camino.


Al margen de esto, me nace escribir cuan importante es darnos cuenta de que es algo básico y necesario para las mujeres. Un acompañamiento desde el amor, la escucha activa y el no juicio en todas las etapas de nuestras vidas, especialmente en la maternidad.



María, Junio 2024



Mis servicios



80 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page